Vicepresidenta de la Asamblea de Madrid

1: 7: 8: 9: 18:

viernes, 10 de abril de 2009

Un Gobierno de "despedida y cierre"

Da la impresión de que la reciente remodelación del Gobierno, obedece al deseo de Zapatero de devolver el favor a aquellos que en su día le dieron la victoria como secretario general del PSOE frente a José Bono. Favores políticos, que se pagan nombrando ministros pretorianos, como José Blanco, Trinidad Jiménez o Manuel Chaves, que configuran lo que parece ser un gabinete de “despedida y cierre” con un marcado perfil político.

Zapatero ha tirado del núcleo duro del PSOE, nombrando ministros al presidente y al vicesecretario general de su partido. Por cierto, llama poderosamente la atención la vuelta al Gobierno de Manuel Chaves, después de 19 años al frente de la Junta de Andalucía. ¿Es que Zapatero no tiene banquillo, o acaso es éste el proyecto innovador con el que espera sacarnos de la crisis?

Lo que resulta evidente es que el presidente se equivocó hace un año, y ha tenido que rehacer un Gobierno ineficaz, sin capacidad de respuesta que, con poco más de doce meses de vida, ha muerto por anquilosamiento y paralizado ante la creciente recesión económica.

Zapatero ya ha dejado claro cual es su política económica, una política carente de ideas y soluciones, que solo genera paro y déficit público. Nada parece que vaya a cambiar el rumbo de la misma, por lo que el nombramiento de Elena Salgado como vicepresidenta económica parece estar más motivado por la confianza política, que por sus conocimientos específicos o su experiencia como gestora en esta materia.
Por otra parte, Zapatero mantiene ministerios que no justifican su existencia. Por ejemplo, ¿cuál es la razón de conservar un Ministerio como el de Vivienda, cuando las competencias en esta materia están transferidas a las comunidades autónomas? ¿Que sentido tiene mantener, una vez despojado de universidades, un Ministerio de Tecnología, cuyas competencias colisionan directamente con las del Ministerio de Industria?

Todo ello sólo supone un aumento injustificado del gasto público en altos cargos, asesores y funcionarios, con un elevado coste para el erario público, lo que en una situación de recesión económica y en un país con más de 3.600.000 parados, es realmente intolerable.


……..Aunque como dijo el cesado Solbes “lo peor está por llegar”.

7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Desde luego que es un Gobierno de despedida, porque ZP va a perder las proximas elecciones y lo sabe....por eso agradece los servicios prestados a sus amiguetes.

10 de abril de 2009, 17:50

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Zapatero ha remodelado el Gobierno para hacer un lavado de cara ante las malisimas encuestas que deben tener de cara a las proximas elecciones europeas, que pierden seguro.

10 de abril de 2009, 17:53

 
Anonymous Murat ha dicho...

Que pena que no haya nombrado ministro a Lopez Aguilar, así le veríamos en los consejos de ministros tocando la guitarra!

10 de abril de 2009, 17:55

 
Blogger Libertad Martínez ha dicho...

Hola, soy Libertad, paso por aquí para saludarte y enviarte un beso.

10 de abril de 2009, 20:49

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Menuda verguenza de Gobierno, haciendo ministros a sus amiguetes y sin dar una sola solucion a los problemas. Cada vez aumenta mas el paro...¿Hasta donde vamos a llegar?
Que se marche Zapatero, a el es a quien hay que "remodelar"

14 de abril de 2009, 11:00

 
Anonymous Inframundi ha dicho...

El numero dos de Solbes, David Vegara se marcha porque no soporta estar a las ordenes de Elena Salgado, una mujer que de economía no sabe casi nada.Que desastre.

14 de abril de 2009, 14:43

 
Anonymous Marisa ha dicho...

Teniendo en cuenta que casi ninguno tiene titulación, y que la experiencia profesional de muchos de ellos, empezando por el de la ceja, se limita a unos años de adjunto en la universidad...Pues qué quieren que les diga, si todos estos son los que marcan nuestro futuro, que Dios nos pille confesados a todos. Yo la verdad es que le doy la vuelta a la tuerca, y lanzo esta pregunta, por saber un poco más sólo, sin intención alguna. Cuando uno es ministro si le tienen que juzgar por algún posible delito ¿qué tribunal se encarga de ello? Marisa

14 de abril de 2009, 21:41

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal