Vicepresidenta de la Asamblea de Madrid

1: 7: 8: 9: 18:

domingo, 26 de abril de 2009

Prohibido estar en paro




Parece una trágica tomadura de pelo que en la histórica semana de los cuatro millones de parados, el presidente Zapatero diga que “la crisis económica está tocando fondo”. Al mismo tiempo, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, reconoce que los datos son malos y todavía peores de lo esperado pero pronostica que “en ningún caso se llegará a los cinco millones de desempleados”.

Si algo ha demostrado este Gobierno, además de su incompetencia para crear empleo, es una nula capacidad de diagnóstico. Hace tan sólo tres meses el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, insistía en que el número de desempleados no alcanzaría los cuatro millones. Hoy hemos superado con creces esa cifra, llegando a los 4.010.700 parados, una cantidad escalofriante nunca antes vista en España.

Ninguna de las predicciones económicas del Gobierno se han cumplido; para los socialistas “la crisis no existía” y, sin embargo, ahora nos encontramos en plena recesión económica. Zapatero se comprometió hace apenas un año a alcanzar el pleno empleo, con la creación de tres millones de nuevos puestos de trabajo antes del final de la legislatura. Desgraciadamente, hoy la situación es muy diferente y España ha pasado a liderar la destrucción de empleo en Europa, con una tasa de paro que duplica la media de la Unión Europea, que supone que en la España socialista 8.000 personas se quedan sin trabajo cada día. Ante la falta de soluciones, a este Gobierno solo se le ocurre censurar los datos y dejar de publicar la tasa de cobertura de paro.

Ahora nos piden a los ciudadanos que confiemos en el futuro. Pero, ¿cómo vamos a confiar en quienes nos engañan sistemáticamente?
El Gobierno ha negado y ha ocultado la dimensión de la crisis económica hasta lo imposible. A comienzos del pasado año, el presidente calificaba de “pura falacia" y "catastrofismo” la advertencia de una catástrofe de las dimensiones de la que hoy nos enfrentamos. Más tarde, asistimos a una verdadera lección de eufemismos que duró meses, en los que Zapatero sustituyó la realidad, puede que diccionario de sinónimos en mano, con expresiones como “crecimiento debilitado”, “brusca desaceleración”, “empeoramiento de la economía” o “serias dificultades”. Cuando en el último trimestre de 2008 en nuestro país se comenzaba a destruir empleo por primera vez en 15 años, el presidente culpó de la crisis a Estados Unidos y las hipotecas subprime. Y a esto siguió el incumplimiento tenaz de las promesas de recuperación de los puestos de trabajo, que otra vez se nos ha vuelto a retrasar para el próximo mes.

La inacción de Zapatero y sus ministros nos ha conducido a una situación tenebrosa de incompetencia y mentiras de un Gobierno sobrepasado por la crisis, que ha sumido en la peor de las situaciones a más de un millón de familias con todos sus miembros en paro. ¿Es a los cuatro millones de desempleados a quienes el Gobierno pide confianza o a quienes va dirigida la tan oída frase de que “el pesimismo no crea puestos de trabajo”?

Zapatero no es un recién llegado, por mucho que pretenda vender el nuevo gabinete como algo diferente. Lleva cinco años gobernando y, si no es capaz de gestionar el presente, ¿por qué íbamos a confiar en que sepa gestionar el futuro de los españoles?... un futuro económico que no olvidemos se encuentra en manos de la que fue ministra de Sanidad, cuya gestión se recuerda únicamente por intentar atajar el problema del tabaquismo prohibiendo fumar, por querer modificar los hábitos alimenticios de los españoles prohibiendo beber vino o comer hamburguesas. Quizás dentro de la mas genuina tradición socialista de “prohibir los problemas”, la próxima ocurrencia será prohibir el paro: hablar de ello será “antipatriota”, y así todos tan contentos…

O acaso tenemos motivos para creer que quien debería estar en el paro es este Gobierno incompetente.

3 comentarios:

Anonymous Tomás ha dicho...

Y encima Zapatero ha dicho que hay que estar contentos, ser felices y alejar la antipatía del PP.He llegado a la conclusión de que el optimismo antropologico del ZP denota algún déficit psicologico.

26 de abril de 2009, 15:33

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Si no son capaces de presentar un proyecto para España, cómo pretenden hacerlo para Europa. Hace unos pocos meses Zapatero decía que a partir de marzo la situación mejoraría, son los socialistas los que toso lo empeoran.

27 de abril de 2009, 16:32

 
Anonymous Elena ha dicho...

Estimada Cristina, todavía no hemos visto hasta donde pueden llevarnos. Desgraciadamente creo que la situación va a empeorar y, lo que es mas grave, el Gobierno socialista como única receta predica mas gasto público, lo que provocará que varias generaciones de españoles estén endeudados en el futuro para pagar la alegría gastadora zapateril. Desgraciadamente el año 2011 queda muy lejos, y no quiero pensar en que situación van a dejar el país.

27 de abril de 2009, 22:53

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal