Vicepresidenta de la Asamblea de Madrid

1: 7: 8: 9: 18:

lunes, 1 de junio de 2009

Sanidad pública y libre

Desde hace unos años, la atención sanitaria pública es objetivo preferente del gobierno del Partido Popular en la Comunidad de Madrid, y ha experimentado una vertiginosa modernización dirigida a satisfacer con mayor eficiencia las necesidades de los ciudadanos.

El compromiso manifestado en numerosas ocasiones por la presidenta regional, Esperanza Aguirre, de garantizar la atención sanitaria universal, gratuita y de calidad, ha sido materializado con la apertura de ocho nuevos hospitales que han logrado descongestionar los centros sanitarios de los que ya disponíamos en Madrid.

Los poderes públicos tienen la obligación de responder a las demandas de la sociedad en cada momento. Y, en el caso de los pacientes, una vez que existe la garantía de la atención, los objetivos deben ser la mejora de la calidad asistencial y de las opciones disponibles.

El Anteproyecto de Ley sobre el Área Única que el Gobierno regional presentará próximamente para su trámite parlamentario en la Asamblea de Madrid reconoce el derecho de los madrileños a la elección del médico y el enfermero en Atención Primaria, el pediatra y el hospital de referencia.

La medida, incluida en el programa electoral del Partido Popular de Madrid, es un avance que sitúa en primer plano al paciente, a quien se le ofrece la posibilidad de escoger el centro que, por sus circunstancias personales o simplemente preferencias, desee. Ya no será el ciudadano quien esté asignado a un centro, sino el centro el que sea elegido por el paciente.

Parece lógico pensar que el Área Única supone una mejora sustancial que beneficiará a los madrileños, no sólo por la garantía de la libertad de elección, sino por lo que supondrá de reducción de la burocracia. A pesar de esto, los partidos de la oposición manifiestan un rechazo comparable al que ya expresaron en su día, cuando se acometió el proyecto de los nuevos hospitales.

La libre elección del médico demuestra, una vez más, que el Ejecutivo de Madrid cumple sus compromisos a favor de los ciudadanos, que trabaja por objetivos concretos y, afortunadamente, se aleja de otros gobernantes, cuyas políticas se reducen a los anuncios de “brotes verdes” y “nuevos modelos productivos”, que no terminan de concretar porque no existen.

5 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

lo de los sindicatos no tiene nombre, ni verguenza.Que se dediquen a investigar los negocietes privados del compañero de la portavoz socialista en la asmablea de Madrid, el tal Palomo de UGT

5 de junio de 2009, 14:01

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

A eso se le llama privatizar la sanidad; aunque lo disfracemos todo lo que queramos.

10 de junio de 2009, 11:58

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Podrías contar también que aunque hay 8 hospitales nuevos, el personal asignado a todos los hospitales sigue siendo el mismo. O sea, que habéis "descongestionado los hospitales": si antes 100 personas esperaban a 2 médicos en 1 hospital; ahora 50 personas esperan a 1 médico en cada uno de los 2 hospitales ... resultado: el tiempo de espera es el mismo ... con el coste extra de 8 hospitales nuevos ... cojonudísimo

10 de junio de 2009, 23:02

 
Anonymous Ismael ha dicho...

Menuda aversión tiene la izquierda a todo lo que se relaciones con la libertad de elegir, ya sea sanidad o educación.

26 de julio de 2009, 15:20

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Quizás el problema sea que con esta Ley se van a reducir sustancialmente los liberados sindicales de las zonas sanitarias. Esa es la verdadera razón por la que el PSOE se opone a esta Ley

26 de julio de 2009, 15:21

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal