Vicepresidenta de la Asamblea de Madrid

1: 7: 8: 9: 18:

miércoles, 5 de agosto de 2009

De la Vega liquida a Montesquieu

En plena canícula de verano, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha tenido la bochornosa ocurrencia de poner en evidencia el funcionamiento de la justicia y las funciones constitucionales del Ministerio Fiscal, al anunciar que la Fiscalía Anticorrupción recurrirá la resolución del TSJV de archivar la causa abierta contra el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps.

Resulta inaceptable que el Gobierno utilice tan descaradamente la Fiscalía General del Estado para hacer política partidista en beneficio del PSOE, anunciando la interposición de un recurso cuando aún ni el fiscal encargado del caso ni el propio Conde Pumpido, se habían pronunciado sobre el asunto.

María Teresa Fernández de la Vega confunde la separación de poderes y utiliza las instituciones del Estado con fines exclusivamente políticos, hecho que adquiere especial gravedad cuando viene de una persona que procede de la propia magistratura. No es ésta la primera vez que la vicepresidenta manifiesta un absoluto desprecio por la Justicia; recuerdo que hace algún tiempo ya fue sorprendida abroncando a la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas. Sin embargo en esta ocasión ha ido mas lejos, suplantando directamente al Ministerio Público.

Pero si inadmisible es la actuación de la vicepresidenta del Gobierno, quién por cierto fue vapuleada electoralmente en las últimas elecciones generales en las que se presentaba como candidata por Valencia, la manifiesta falta de independencia del fiscal general es una auténtica vergüenza. Conde Pumpido tiene la obligación constitucional de poner el Ministerio Público al servicio de la Ley, en vez de hacerlo para favorecer los intereses políticos del Partido que le nombró.

12 comentarios:

Anonymous anaaldea ha dicho...

yo creo que la separacion de poderes es fundamental, pero también que algunos se separen del poder...ja ja ¿es separación de poderes que te juzgue tu amiguito?

5 de agosto de 2009, 14:23

 
Blogger faidit ha dicho...

La verdad es que no es ninguna novedad ni algo que se haya inventado la actual vicepresidenta. Estas actitudes ya eran habituales en tiempos de Felipe Gonzalez, algo que ha venido minando la confianza de la ciudadanía en la justicia española hasta dejarla a ras de suelo. Pero la cuestión es: ¿realmente es posible una reforma de la justicia consensuada entre los dos partidos mayoritarios? No se lo que opinarás pero yo lo veo bastante negro en las circunstancias actuales.
Un saludo

5 de agosto de 2009, 14:32

 
Anonymous mediotic ha dicho...

Puf... poner a Conde Pumpido como ejemplo de servilismo...
Creo que el anterior era bastante más servil y malo. Fíjate si era malo, que ni me acuerdo del nombre ni aparece en Interné ni ná...
Pero sí, ya comento yo en mi blog hoy algo del tema de que sea el Gobierno quien dé la noticia. Igual el jetlag y eso.
Un poco más de paciencia, hombre, que no todo ha de ser repartir estopa... ¿Algún debate político sobre algún tema interesante de derechos humanos se le ocurre a alguien?
Igual podías abanderar una PNL en la Asamblea de Madrid. Te tiro la piedra...

5 de agosto de 2009, 14:33

 
Anonymous Albert Medrán ha dicho...

Cristina, no salgo de mi asombro (es un decir, por desgracia estoy acostumbrado) por todo lo que ocurre con la justicia. Aunque como dice Ana, lo de que a Camps le juzgue un amigo muy normal no es, como podrás reconocer.

No sé, creo que llega un punto en que el ciudadano medio no se cree nada ni a nadie. Leo este post de indignación y pienso en lo de Camps. Leo los posts de infignación de los socialistas por lo de Camps y pienso en Chaves... y así.

5 de agosto de 2009, 15:06

 
Anonymous Sebastián González ha dicho...

Desde luego que no es normal que te juzgue un amigo, pero si fuera así la Ley te obliga a inhibirte en la causa. Una cosa es ser el Presidente de un tribunal Superios, y otra muy diferente es ser el juez que instruye la causa que el que toma la decisión de archivar. En todo caso, la decisión del los Tribunales hay que aceptarla siempre, tanto cuando es favorable como cuando no lo es. Lo que es inaceptable es que un miembro del Gobierno enmende la plana al Fiscal general del estado y le diga lo que tiene que hacer. Eso ya es pasarse un montón ¿no?

5 de agosto de 2009, 15:19

 
Blogger Jasón ha dicho...

Verguenza te debería de dar con lo que está pasando en el PP en Valencia y en Madrid, donde por cierto, robásteis unas elecciones.

5 de agosto de 2009, 15:34

 
Blogger Javier Aguilar ha dicho...

En mi opinión, lo realmente grave del asunto Camps, es el juicio público que se ha hecho del asunto. Ahora va a resultar que hay que retroceder 600 años y son los acusados los encargados de demostrar su inocencia. Y ya puestos volvamos a los juicios sumarísimos, a los tribunales populares, a los autos de fe, a los tribunales islámicos, a la Inquisición, a las denuncias anónimas,etc.

5 de agosto de 2009, 16:25

 
OpenID acartier ha dicho...

Está probado que existieron regalos.
Está probado que Camps mintió al decir que pagó él.
¿por qué no se da un paso más y se investiga y se enjuicia? Lo mismo luego se demuestra que, efectivamente, no es culpable. Pero indicios hay sobradamente.

5 de agosto de 2009, 21:26

 
Blogger Bernardo ha dicho...

Decir que la fiscalía va a presentar recurso es un error, pero aquí cada uno decide qué es importante y qué no lo es en este asunto.
la técnica del calamar, de echar tinta para que no se vea nada sólo beneficia al que tiene algo que ocultar.
La honestidad es la mayor y principal virtud de un político. Cuando un político miente a sus electores y al parlamento que lo ha elegido como presidente, y además un juez lo eleva a verdad judicial, ese político ha perdido su crédito y lo que le hace válido para desempeñar su cargo.
Camps miente y no dimite ni se disculpa ni da explicaciones.
Probablemente aconsejado por ese gran mentiroso, cuya mentira también ha sido oficializada en los tribunales, que es Federico Trillo.
En Estados Unidos por hacer éso, Nixo tuvo que dimitir y Clinton tuvo que disculparse públicamente y pedir perdón.
La tinta de calamar no debería ocultar éso, y si lo hace, quien la emite es cómplice, tal vez involuntario.
Dicho ésto, yo no me ocuparía de este asunto si otros no lo sacaran a pasear.

6 de agosto de 2009, 1:58

 
Blogger Enrique Carrera ha dicho...

Con respecto a De la Vega. Creo que solo sigue una consigna dada ya por el PSOE en tiempos de Felipe Gonzalez. Aunque quien la dió fué Alfonso Guerra, diciendo aquello de "Montesquieu ha muerto". Me gusta recordar, por si a alguien se le olvida, bajo que argumento, Montesquieu, elaboró la separación de poderes, diciendo: "el poder corrompe, y el poder absoluto corrompe absolutamente".

A veces me da la impresión de que, desde el partido socialista, quieren impulsar en España, lo que en sudamerica llaman "el Socialismo del siglo XXI", cuya cabeza visible es el presidente Chavez, pero que es seguido en más países. Quizá me equivoque.

Con respecto a los que critican a Camps. El juez ha determinado que no ha visto correlación entre trajes y contratos, y que ni si quiera considera probado que no los pagara. Si bien es cierto que la fiscalía general del estado está en pleno derecho de recurrir esta sentencia, resulta sospechoso que sea el PSOE quien se presenta como acusación a través de esta, y que no sea la propia fiscalía la que actue de oficio, sin mediación alguna del partido actualmente en el gobierno. Es demasiado descarado.

6 de agosto de 2009, 9:00

 
Blogger Javier Aguilar ha dicho...

¿ Pero es que nadie se ha leido el auto del tribunal ? En este se dice : " ninguba conclusión extraida de la fase de instruccción puede tener el grado de certeza", ya que "no cabe descartar otras posibles versiones de los hechos", como las sostenidas por los imputados. Repito el comentario : corresponde a los tribunales demostrar la culpabilidad y no al imputado. Esto son derechos civiles, lo demás puro stalinismo.

6 de agosto de 2009, 12:28

 
Blogger RAFAEL MANCHEÑO ha dicho...

Querida Cristina,

Completamente de acuerdo contigo. Ciertamente no respetar la separación de poderes es no respetar la democracia tal y como esta está concebida.

Por favor que alguno de los nuestros le explique a De La Vega en el Congreso lo que es la democracia...aunque dudo que lo vaya a entender...

Un abrazo,

Rafa Mancheño.

6 de agosto de 2009, 15:02

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal