Vicepresidenta de la Asamblea de Madrid

1: 7: 8: 9: 18:

lunes, 31 de agosto de 2009

Subir los impuestos ayuda a perpetuar la crisis

En las últimas semanas, destacados miembros del Gobierno han iniciado una campaña a favor del incremento de la presión fiscal, con declaraciones que reconocen que “todos los impuestos están en revisión” y se refieren a gravámenes a las rentas más altas. Como ya es costumbre cuando se trata de asuntos económicos, las insinuaciones son bastante crípticas, cuanto menos poco precisas. Y la reciente comparecencia de Zapatero no ha contribuido demasiado a clarificar en que consistirá la subida de impuestos “temporal” y “limitada” que se vinculará a los Presupuestos Generales para 2010.

Parece claro que esta revisión tiene como causa el fracaso de las previsiones y la mala gestión de la crisis, que se han limitado al gasto incontrolado que ha resultado en el déficit público actual y a la inacción que, hasta la fecha, nos ha dejado cuatro millones de parados.

Menos información se tiene sobre cuáles serán los criterios para la subida de los impuestos. El ministro de Fomento, José Blanco, sugería, y luego rectificaba, que la presión fiscal se podría incrementar sobre los ingresos más altas. En este caso, lo recaudado sería insuficiente para corregir hasta el 3% exigido por Europa el déficit que, para finales de año se prevé alcance el 10% del PIB. Esto puede suponer que el grupo de ciudadanos al que irán dirigidas las subidas será mayor. Quizás el anuncio del presidente el pasado mes de mayo en el Debate sobre el Estado de la Nación para suprimir la desgravación fiscal por compra de vivienda a las clases medias –rentas superiores a 24.000 euros- fuera ya un aviso para navegantes sobre las verdaderas intenciones del Gobierno.

Además, sospecho que no existe certeza sobre el destino de la recaudación de las subidas. Los ciudadanos merecen saber si sus impuestos intentarán frenar en vano el imparable déficit público, subvencionarán el nuevo modelo de financiación autonómica que perjudica a regiones como Madrid, pagarán los parches insuficientes con los que el Gobierno trata de dulcificar los efectos catastróficos del paro o sufragarán nuevas estrategias electoralistas a las que Zapatero volverá a confiar su futuro en política, como ya hizo en las pasadas elecciones con los 400 euros. Por cierto, una medida que ahora Zapatero estudia limitar y que, como se esperaba, no ha cumplido las previsiones gubernamentales para incentivar el consumo de los hogares y crear 100.000 puestos de trabajo. Eso sí, ha costado 6.000 millones a las arcas públicas.

La subida de impuestos es una más de la serie de improvisaciones -incluso los medios afines al Gobierno ya se refieren así a sus medidas anticrisis- que Zapatero usa sucesivamente como parche para tapar el error anterior. Incapaz de contener el gasto público, ahora pide a los ciudadanos que sean ellos quienes contribuyan con nuevos esfuerzos financieros a resolver la difícil situación en la que ha sumido al país. Sin duda resulta algo paradójico que hace tan sólo unos meses el presidente animara al consumo para la reactivación económica.

Si el creciente afán recaudatorio del Gobierno de Zapatero contribuyera a mejorar la situación de la economía nacional, España sería el primer país que sale de una crisis como consecuencia de una subida de impuestos.
Los aumentos en las cargas impositivas no contribuyen a crear puestos de trabajo sino, todo lo contrario, a la destrucción de empleos y el cierre de empresas. Las acciones de las administraciones para reactivar la economía deberían estar dirigidas a incentivar el consumo y la promoción del empleo, dos cuestiones a todas luces incompatibles con la subida de impuestos. Sólo aliviar la presión fiscal sobre familias y emprendedores puede contribuir al resurgimiento de la actividad productiva en España.

Zapatero desoye a las voces acreditadas que, como el Banco de España, alertan sobre el peligro de una subida de impuestos que agravaría las dificultades actuales y retrasaría el momento de la recuperación. El argumento utilizado por el presidente del Gobierno es que la presión fiscal en España –que se sitúa en el 33%- está muy por debajo de la del resto de Europa. Oculta Zapatero que esto no se debe a que los impuestos sean bajos, sino a la estrepitosa caída de la recaudación como consecuencia de la disminución de la actividad económica. En otras palabras, se destruyen empresas y empleos y, lógicamente, disminuyen los ingresos vía impuestos.

Por dar un dato, las ventas del sector minorista se redujeron en julio un 4,6% con respecto al mismo mes del año anterior. Es imposible que Zapatero crea que la tendencia se puede invertir limitando la capacidad adquisitiva de los ciudadanos puesto que para reactivar su economía, España necesita aumentar el consumo y para ello mas que subir los impuestos, sería preciso bajarlos Y es hasta intolerable que diga que el objetivo de la subida de impuestos es “preservar a la clase media y los trabajadores”. Olvida de nuevo que la mejor política social es aquella que crea empleos.

Desde que hace algunos meses Zapatero prometiera que no se subirían los impuestos y dijera aquello de que “bajar los impuestos es de izquierdas”, lo único que ha cambiado –según el propio Gobierno- es la “aparición de brotes verdes” que deberían haber mejorado las condiciones precisamente para no tener que incrementarlos. Con esta nueva estrategia, lo que el Gobierno de Zapatero augura es un castigo a la gran clase media española, la que sostiene el Estado del Bienestar que el PSOE pone en peligro con una tendencia al despilfarro que dura ya 6 años. Quizá porque piensan todavía que, como decía una ministra de Cultura socialista, “el dinero público no es de nadie”.

PD: Antonio Cartier publica un post defendiendo la tesis contraria, favorable a la subida de impuestos para salir de la crisis. recomiendo su lectura, se titula Subir impuestos para salir de la crisis



7 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Vamos a empezar, por el principio, los impuestos afectan a los 2 lados, a la oferta y a la demanda.
Usted ha centrado el efecto en la demanda, si bien es verdad que un aumento de impuestos contrae la demanda de consumo privado, también mejora la posición del sector público, reduciendo su déficit y permitiendo un mayor gasto, con lo que el efecto (via multiplicador) en la demanda agregada es mayor que la caída del consumo privado

31 de agosto de 2009, 10:37

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Parte(2)
Eso de que el aumento de los impuestos destruye empleo, desde una perspectiva tanto teórica como práctica es una falacia, en especial en un momento actual como el de crisis( ya hemos visto teoricamente que a traves del efecto multiplicador (moelo IS-LM)aumenta la demanda agragada, que es el motor de la economía).En un momento como el actual, en el que la iniciativa privada esta desapareciendo del escenario económico, la iniciativa pública tiene que generar los incentivos economícos suficientes como para tirar de la demanda agragada ( sin miedo del efectos sustiticion publico sobre iniciativa privada) y el unico medio es la intervención activa del Estado (un ejemplo claro son las economías de EEUU y UK).

31 de agosto de 2009, 10:38

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Parte (3)

Por último lo de los datos vertidos...yo me los revisaría una vez más porque que yo sepa vamos por un 7,5% y la previsión es llegar al 9% (pero previsión de consenso), y lo de criticar las medidas económicas un partido que durante el ultimo año ha defendido ( aparecía incluso en su programa en las generales) una reducción del gasto público al 2% (imaginese el paro y la situación de la demanda sin ningún estímulo en ese caso) no puede dar lecciones de economía.

31 de agosto de 2009, 10:39

 
Blogger Always Candy ha dicho...

Partiendo de la base de que yo no entiendo absolutamente nada de economía, no como el anónimo anterior,... si no que simplemente soy una observadora, desempleada y muy afectada,.... Si simplemente se evitase el fraude con todas la voluntad posible que pudiera poner el ejecutivo en ello? No sería una mejor opción a las bajadas y/o subidas de impuestos?,.... Lo que está claro es que si vivimos en una sociedad capitalista, el que tiene, siempre tendrá porque la legislación fiscal le favorece y el que no tiene, seguirá sin tener porque ese es el pobre que siempre paga sus retenciones, y si encima tiene la desgracia de cotizar 2 pagadores, siendo éste segundo el INEM, tiene que declarar y pagar no llegando sus ingresos a los mínimos de vida.

También por otra parte dar subvenciones a desempleados una vez agotadas las prestaciones que le correspondían,... es como dar el pan en vez de enseñar a hacerlo,... encontrar trabajo no es tan difícil, sólo hay que ponerse a buscar,... que los sueldos no son los deseados? Ya vendrán mejores tiempos, pero,... lástima que mucho quieran cobrar sin trabajar (aunque sean 420€) antes que buscar un trabajo.

Es como los préstamos del ICO, por qué si se han dado tantos préstamos a empresarios, siguen aumentando las cifras de desempleo?

Siento ser tan preguntona, pero francamente, no vamos nada bien y no se están haciendo cosas para que esta situación mejore,... sólo empeora.

Adjunto link que me ha cabreado hoy muy de mañana:

LA VOZ DE GALICIA - FRAUDE FISCAL

Un saludo!

31 de agosto de 2009, 11:45

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Parte (1)
Tienes mucha razón en algunos tus comentarios candy, es verdad que hace falta una reforma fiscal, lo del doble pagador algo que además de penalizar a los más jóvenes es un obstáculo para la movilidad laboral y la dinámica del mercado de trabajo español.
Pero, eso de que dar subvenciones no es efectivo en época de crisis!!! es verdad que hay que enseñar a "pescar" en lugar de dar un pescado, pero el enseñar a pescar es un proceso de largo plazo que se esta realizando, mientras tanto hay que dar ayudas, para mitigar la situación de las familias, especialmente aquella de paro de larga duración y la manera más efectiva y menos costes asociados es la ayuda directa =subvenciones y subsidios.

31 de agosto de 2009, 12:22

 
Anonymous Anónimo ha dicho...

Parte (2)

Es una buena medida, si es temporal, como se ha anunciado!!
El paro como magnitud, es lo que los economistas llaman indicador atrasado, es decir, que los efectos de la inversión en el empleo son tardíos, == así si ahora mejora el consumo (ej articulo publicado hoy en el país.com sobre el gasto en viajes), las empresas obtendrán más beneficios, lo que hará que se contrate a más gente.

Por lo tanto los efectos en la tasa de paro, son a medio –largo plazo, aunque ya se ha notado ligeramente en la desaceleración de la subida.
Además que lo de la situación empeora, no es cierto, Francia y Alemania nuestros mayores socios comercial han dado muestras de salir de crisis, lo que hará que aumente sus consumos y sus importaciones, por lo tanto aumentará nuestras exportaciones y con ello nuestra demanda y por última derivada nuestro empleo.
Así que las cosas no están tan mal!!!!

31 de agosto de 2009, 12:23

 
Anonymous kuikailer ha dicho...

Seré rápido. 1.- Me gustaría saber si las ciudadanas también se cuestionan el destino de las tasas.

2.- Usted misma afirma el argumento "menos información se tiene de los criterios para la subida de impuestos", "Zapatero no ha contribuido demasiado a clarificar" y finiquitando con "ahora pide a los ciudadanos que sean ellos quienes contribuyan [...] en la que ha sumido al país" Si dice que no sabe con certeza las medidas pero sí que "se refiere a gravámenes a las rentas más altas", ¿porqué generaliza a toda la ciudadanía? Eso es alarmismo y populismo, no un argumento bien construido.

2b.- Una vez generalizado se apiada de las familias y los emprendedores (las emprendedoras?) que son aquellos que precisamente el gobierno YA defiende.

Decisión que todo sea dicho me parece muy acertada ya que NO somos lo de a pie lo que hemos creado este embolado.

3.- Las medidas a las que "estamos acostumbrados" y son "crípticas" será para aquellas personas que no se mantienen informadas , y de eso no tiene culpa este gobierno. Quizás las horas que se está fuera de casa por el trabajo, sí.

4.- El presidente del gobierno es la persona en la que se delega el poder de la ciudadanía, si no le respetan a él, no me respetan a mi.

31 de agosto de 2009, 16:47

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal